La Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo a través de la Subsecretaría de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, después de 86 días de haber sido suspendidas, realizó la reapertura de visitas a los centros penitenciarios del estado.

Como parte del retorno de actividades hacia la Nueva Normalidad derivado de la contingencia por el COVID 19 y consientes de la importancia de la vinculación social que obliga la Ley Nacional de Ejecución Penal, se ha decidido la reapertura bajo la aplicación de un estricto protocolo del que derivan procedimientos sistemáticos de operación que combinan las medidas de seguridad institucionales con las medidas de sanidad e higiene, para prevenir cualquier contagio y proteger la salud y la vida, tanto de las personas privadas de la libertad, como de las visitas familiares, abogados, funcionarios del Poder Judicial y Ministerial, Derechos Humanos, personal penitenciario; entre otros.

Entre las medidas de sanidad se destacan: mantener la sana distancia de 1.5 metros como mínimo, el uso obligatorio de cubre bocas, uso de gel de manos en cada exclusa de seguridad, la toma obligatoria de temperatura corporal a través de termómetro infrarrojo, sanitización de ropa y pelo, desinfección de suela de zapatos, desinfección de abasto a base de cloro y agua, lavado de manos obligatorio en exclusa de ingreso a población; así mismo, solamente será permitido el acceso de dos visitantes simultáneos por interno durante un periodo de tiempo de dos horas y durante el horario establecido por la autoridad.

Indistintamente, todas las personas que acudan a las instalaciones de los Centros Penitenciarios deberán de acatar las medidas de seguridad e higiene establecidas en éste protocolo.

La Secretaría de Seguridad Pública está convencida que siguiendo las medidas de seguridad y prevención por COVID 19, protegemos la salud de las familias y juntos saldremos adelante.

Comunicación social.